¿Qué es SEO?

SEO o Search Engine Optimization, es el conjunto de prácticas realizadas para incrementar la calidad y cantidad del tráfico de un sitio a partir del posicionamiento en los resultados orgánicos de motores de búsqueda.

Para realmente entender lo qué es SEO, desmenuzaremos la definición del subtitulo para analizar parte por parte:

Calidad de tráfico: Aunque todos los internautas del mundo entraran a tu sitio, esto no sirve de nada si la razón por la que están entrando es porque estaban buscando algo más, que tu no les puedes ofrecer. Esto no es tráfico de calidad. Parte de una estrategia de SEO es que el tráfico que se este buscando atraer sea tráfico que pueda representar una oportunidad de crecimiento o de ventas para nuestro negocio.

Cantidad de tráfico: Una vez que has definido que términos de búsqueda utilizan tus clientes potenciales, entre más tráfico generes, mejor. Si necesitas saber cuantas visitas necesitas para lograr tu meta de ventas, visita la calculadora de leads de Cu4tro.

¿Como funciona el SEO?

Todos sabemos que al escribir una pregunta u oración en un motor de búsqueda, este nos responderá con una lista de resultados relacionados a nuestra pregunta o búsqueda. Pero, ¿Qué es lo que ocurre detrás de esta lista de links?

Los motores de búsqueda mandan pequeños programas llamados crawlers o arañas, en el caso de Google, que entran y escanean el contenido de los sitios web; permitiendo categorizarlos y mostrar los más pertinentes para cada búsqueda que se hace, a esta manera de categorizar los contenidos se le llama indexación.

Para qué un sitio indexe, los algoritmos de los motores de búsqueda toman en cuenta una gran cantidad de variables, algunas de las más las más relevantes para hacer SEO en 2018 son:

Sitio accesible para bots: Recuerda que los crawlers son simples lineas de código por lo que es importante que tu sitio este estructurado de tal manera que los crawlers lo puedan comprendan. No intentes posicionar páginas que nos son públicas como una intranet, utiliza URLs amigables que permitan tanto a humanos como a bots darse una idea de que trata tu artículo o página, marca el texto más relevante en negritas y utiliza links tanto a tu sitio como a sitios externos que permitan saber a los motores de búsqueda que seguiste un proceso de investigación antes de escribir.

Actualmente, los bots pueden reconocer imágenes. Pero es altamente recomendable, ayudarlos a reconocer mejor las imagenes de nuestro sitio haciendo uso de alt texts. Si tienes videos de Google embebidos en tu sitio, te recomendamos verificar que tengan el guión automático activado.

Investiga previamente tus palabras clave: Aunque gracias a las actualizaciones de inteligencia artificial dentro de los algoritmos como lo son Humming Bird o Rankbrain, las palabras clave ya no son el centro del SEO, sigue siendo necesario tener una lista de palabras relacionadas a las busquedas más comunes de tus clientes potenciales. Utiliza una palabra clave principal por artículo y algunas palabras secundarias adicionales a manera de search queries que puedan traer ciertas búsquedas específicas a tu página a posicionar.

Investiga lo que los motores de búsqueda creen que es relevante para tus clientes: Realiza varias búsquedas relacionadas a problemas comunes en tu industria y descubre que tipo de contenido consideran los motores de búsqueda como relevante. Presta atención en la intención que estos artículos reflejan, que tipo de contenido es requerido y como podrías crear una pieza de contenido mejor que las que te aparecieron si encuentras algún gap de información que nadie ha llenado ¡Haz encontrado una gran oportunidad!

Ten una estrategia de contenidos basada en autoridad: Reconoce quienes son tus autores con el mayor contenido indexado y utilizalos para publicaciones importantes, atrae autoridad de sitios externos con estrategias de guest blogging e incentiva a tus contactos a compartir tus contenidos en redes sociales. Una forma muy ordenada para maximizar la autoridad de tu sitio de una manera uniforme es trabajando en una estrategia de clusters de contenido.

Optimiza la velocidad de carga de tu sitio: Aunque muchas veces el volver a nuestro sitio más rápido significa sacrificar UX, encuentra lograr un equilibrio entre ambas cosas, minifica el código de tu sitio, no utilices imágenes muy grandes y mantén una fecha de caducidad de caché. También recuerda que desde 2016, los motores de búsqueda presentan muchas mayores oportunidades para posicionar a los sitios que cuentan con HTTPS.