Startups y Marketing de Contenido, una buena dupla

Todos hemos tenido ideas de negocios, pero son pocos los que animan a comenzar una empresa, sin embargo, cada vez es más común encontrar emprendedores con buenas ideas que hacen uso de la tecnología para empoderar sus proyectos.

Depositphotos_46491665_m-2015

La denominada generación millenial se ha inclinado a resolver sus propias necesidades mediante la creatividad y la innovación. Como ejemplo podemos mencionar a los creadores del extinto Napster –un servicio para  descargar música en formato mp3 con un modelo peer to peer, es decir, sin necesidad de intermediarios-. De cualquier forma, Sean Parker y Shawn Fanning, creadores de Napster, no fueron los únicos que tuvieron una idea capaz de cambiar un mercado como el de la música, hoy por hoy los ejemplos se han vuelto más visibles y en algunas ocasiones, más polémicos. Ése es el caso de Uber y airbnb, aplicaciones con ideas de negocio tan poderosas que han despertado la incomodidad de la competencia en sus respectivos rubros. 

Los negocios independientes que usan tecnología e innovación, son conocidos como Startups, y tienen en común llevar una estrategia de contenido muy bien definida, ya que al comenzar un emprendimiento es poco probable que se cuente con un presupuesto holgado para invertir en publicidad tradicional, sin embargo, el entorno digital permite conquistar audiencias sin necesidad de gastar montos enormes.

Pero, ¿qué es el marketing de contenido y cómo implementarlo? El marketing de contenido se define como una técnica que forma parte del Inbound Marketing y consiste en generar información útil para clientes y proscpectos, contenido funcional, no promocional. Éste puede hacerse en formatos distintos (blogs, posteos, videos, etc.) y entregarse por diferentes canales (redes sociales, sitios web, páginas de aterrizaje, etc.), considerando el tiempo con un elemento crucial para difundirlo. 

1. ¿Cómo empiezo?

Un análisis de tu competencia es un buen punto de partida para saber cómo se comunican con su público. El objetivo de éste análisis es que te des una buena idea de que palabras emplean y cuál es el "tono de voz" que los define. Ejemplo: La forma en como le habla un banco a sus clientes es diferente que la de un club deportivo. 

2. ¿De qué hablan?

Una vez que recopilaste la información de tu competencia es momento de usar algunas herramientas para definir cuáles son las palabras que puedes emplear. Google Adwords es la principal, ya que cuenta con un “Planificador de Palabras Clave” que puede darte palabras sugeridas para anuncios, publicaciones en tu blog y el contenido de tu sitio.

Ejemplo: Alfredo ofrece desarrollo de plataformas en la nube y necesita darle difusión a su compañía, decide añadir un blog a su sitio pero no sabe qué publicar en él, lo recomendable es saber qué es lo que está buscando la gente que requiere de sus servicios y para saberlo hay distintas formas: desde lo que le dicen los clientes, viendo lo que comentan en sus redes sociales, qué se dice en foros virtuales e incluso Google Trends; otra excelente herramienta para saber de qué se está hablando en la red.

3. El ojo en el blanco

Una vez que has definido qué palabras son las recomendadas para tu contenido es momento de organizar un calendario para empezar a producirlo. Harás entradas en tu blog e incluirás las palabras clave que hayas definido, pero recuerda que no debes publicar sin un objetivo, desarrollar un calendario editorial te ayudará a organizarlo mejor, además de ser indispensable para medir el rendimiento de tu estrategia de contenido.

4. ¿Qué hago para que vean mi contenido?

Existen varias formas de hacer que tus publicaciones sean vistas por más personas, una de ellas es invirtiendo en publicidad de Google y redes sociales, sin embargo, debes saber administrar bien este tipo de campañas pagadas o de lo contrario tu presupuesto podría acabarse muy rápido y el impacto generado se perdería en cuanto se dejarás de invertir. Es por eso que lo recomendable es posicionar tu contenido de forma orgánica, eligiendo bien tus palabras clave y haciéndole difusión vía social media, correo electrónico (newsletter), blog, etc.

5. La hora del examen

Después de haber puesto en funcionamiento tu estrategia de marketing de contenido, es necesario evaluar su desempeño, checar cuáles fueron las piezas con mayor demanda, en que horarios fueron difundidas, los días de publicación, el engagement que causaron en redes, cuáles fueron los correos que se abrieron y por qué, etc. Sólo así podrás saber qué corregir y qué mejorar.

Estos son algunos consejos para que puedas desarrollar tu estrategia de contenido y comenzar a atraer nuevos clientes, pero recuerda que el uso de las herramientas conlleva una inversión de tiempo que debes contemplar antes de empezar, de lo contrario podrías abandonar antes de ver excelentes resultados. 

Topics: INBOUND, MARKETING DIGITAL


¿Qué te pareció?

¡Queremos conocer tu opinión!